En el último año, la fábrica de Toledo ha recibido una inversión de 300.000 euros y la incorporación de diez nuevos empleados. 

Oskri inició su actividad en Wisconsin (Estados Unidos) en 1999, especializado en la producción de barritas snack saludables, elaboradas con ingredientes naturales como frutas, frutos secos y semillas de alta calidad. En sus más de 20 años de experiencia ha logrado posicionarse entre los diez principales fabricantes de snacks de calidad del mundo, y hoy exporta a 120 países.

 

En 2018, Oskri Organics invirtió un millón de euros para establecer una fábrica en Toledo desde la que atender a la creciente demanda de sus productos en Europa. A su objetivo de “cuidar la salud de los consumidores” añade un cuidado trabajo de diseño y comunicación que le ha ayudado a crecer en el mercado. Como explica Fekri Zainoba, presidente de Oskri Organics, la compañía utiliza los mejores ingredientes: “Nuestros procesos son muy sencillos y libres de aditivos, conservantes y azúcares añadidos, y nuestros productos son además ecológicos, libres de gluten y veganos”.

 

En el último año, la fábrica de Toledo ha abierto otra línea de producción con la que ha abierto un nuevo nicho de negocio, el productor industrial.

 

¿A qué responde la nueva línea de negocio?
Desde que llegamos a España hemos comprobado que hay muchas empresas que se dedican a la panadería, repostería y heladería a nivel industrial. Eso nos impulsó a abrir esta nueva línea de producción de crema de avellana, almendra y cacahuete para suministrar a los fabricantes, en formatos de 1, 6, 10 y 20 kilos. También hemos traído una máquina nueva para envasar la crema en sobres de un sólo uso, de 32 gramos, para restaurantes y hoteles. Todo esto ha supuesto una inversión de unos 300.000 euros, y la incorporación de unos diez nuevos profesionales especializados.

 

¿Con qué objetivo llegó Oskri a España?
Dada la gran demanda que existe en mercados internacionales como Europa central, Asia y Oriente Medio, Oskri empieza a producir en Toledo para cubrir estos mercados y así reducir costes en el producto final, como materia prima, transporte y gastos de importación. De esta forma podemos ofrecer un producto fresco, trabajando just in time, es decir, sobre pedido y no sobre stock, y así podemos controlar la calidad del producto y la apertura de nuevos mercados.

 

¿Por qué eligieron Gerindote, en Toledo, para instalar su fábrica?
En primer lugar, escogimos Toledo porque Castilla-La Mancha es un punto clave por la gran cantidad de materia prima ecológica disponible. Otra razón es que Gerindote, ubicado a 90 kilómetros de Madrid, está muy bien situado para la distribución a Europa de nuestros productos. También fue relevante para nosotros la mano de obra cualificada que hay aquí gracias a la experiencia con el mazapán. Y finalmente, nos atrajo la marca España como símbolo de calidad en la escena internacional.

 

¿Qué infraestructura tienen en Toledo?
Contamos con unas instalaciones de 1.300 metros cuadrados de nave, dos muelles de carga, dos cámaras frigoríficas para el control de temperatura del chocolate y un almacén de producto final con una capacidad para 50 palés, perfectamente acondicionada para la fabricación y distribución de nuestros productos a mercados de Europa, Asia y Oriente Medio. Nuestras últimas inversiones se han destinado a una línea automatizada para las barritas de coco y frutas, dos líneas de chocolate (negro y con leche), una de producción automatizada de nut butters y dos empaquetadoras automatizadas.

 

¿Cómo ha evolucionado la compañía en España desde que llegaron?
Hemos ido creciendo en el mercado nacional a través de tiendas ecológicas especializadas y negociando con grandes cadenas de supermercados e hipermercados, e incluyendo nuevos productos especializados para cada mercado. En la actualidad, exportamos el 80% de nuestra producción.

 

¿Qué importancia tiene España en la estrategia de Oskri?
Desde España suministramos a países como Alemania, Reino Unido, China, Corea y Japón, que son mercados estratégicos primordiales para Oskri.

 

Distribuyen al comercio minorista. ¿Llegan también al cliente final?
Sí, estamos creando la página web www.ammanatural.com, que estará preparada dentro de unos meses, en la que haremos promociones para llegar directamente al consumidor final.

 

¿Qué proyectos tienen ahora en marcha y cuáles son los próximos retos?
Nuestro objetivo ahora es crecer en el mercado nacional, potenciando la marca Oskri como producto saludable. También seguimos trabajando en la innovación de productos especializados para cada mercado, y en la expansión y apertura en nuevos países. De esta forma queremos desarrollar una marca reconocida en el sector y competitiva en los mercados internacionales.