“España destaca en el contexto europeo por su elevado nivel de conectividad, la integración de la tecnología digital y los servicios públicos digitales”

El sector TIC es uno de los sectores con mayor crecimiento en España durante la última década y se ha convertido en una firme apuesta de los gobiernos central y regionales para liderar la transformación de la economía y su crecimiento.

La pandemia actual ha puesto los servicios digitales en el centro de una sociedad sostenible y la tecnología se ha impuesto como elemento esencial de cohesión social.

El sector TIC facturó en 2019 120.000 millones de euros, el 3,8% del PIB español.

En España hay clústers TIC y parques tecnológicos en prácticamente todos los territorios en los que más de 35.000 empresas del sector TIC, tanto nacionales como extranjeras, dan empleo directo a más de 500.000 trabajadores.

El TIC es un sector maduro en España donde empresas de reconocido prestigio como Telefónica, Amadeus, Indra o Everis lideran proyectos en mercados internacionales. 

Sus exportaciones mantuvieron una tendencia creciente en 2019 por quinto año consecutivo y representaron el 4,1% del total de exportaciones. Destacan las exportaciones de servicios que alcanzaron en 2019 los 17.563 millones de euros.

España tiene la red más extensa de fibra hasta el hogar de la UE. Además, el 85% del territorio está cubierto por conexiones a Internet igual o superior a los 100 Mbps. Con 145.000 estaciones de telecomunicaciones móviles y 54.8 millones de líneas móviles, las empresas TIC extranjeras y también los emprendedores eligen España por su sólida red de infraestructuras de telecomunicaciones y por su excelente conectividad.

Como miembro de la UE, España es una puerta de acceso al mercado comunitario, facilitando el contacto con los socios europeos.

El compromiso del gobierno de España con las tecnologías de la información y las comunicaciones está relacionado con su vocación europea y con la convicción de que, para el desarrollo de la industria local, la modernización de la estructura empresarial, la sostenibilidad y la creación de servicios de valor añadido para la sociedad, el sector TIC debe reforzarse, dado el potencial impacto que éste tiene sobre la productividad y la competitividad. El sector TIC tiene un rol crucial en el cambio del modelo de negocio actual.

La apuesta del gobierno español por el sector TIC es firme y se instrumenta en una serie de estrategias nacionales de las que destaca el Plan España Digital 2025. El plan, que sienta las bases para su desarrollo durante los próximos años, destaca una serie de tecnologías que serán de vital importancia en el mercado español como son el 5G, la ciberseguridad, el Big Data o la Inteligencia Artificial.

Pone el foco en las pymes, las administraciones públicas y los ciudadanos, con el convencimiento de que el sector TIC es una piedra angular para la sociedad española.

En uno de los países que recibirá una mayor asignación de fondos NextGenerationEU (España recibirá 140.000 millones de euros entre 2021 and 2026), el sector TIC será uno de los grandes beneficiarios de estas ayudas que han establecido la digitalización entre sus objetivos prioritarios para la recuperación económica de la UE (el 20% de los fondos está dirigido a la transición digital).

España cuenta con un ecosistema dinámico para las startups, con ciudades y territorios destacados en el mapa de la innovación y de la digitalización europea, con seguridad física y jurídica, estabilidad social y un atractivo modo de vida que hace única la experiencia de vida de muchos nómadas digitales y sus familias. 

TIC_GRÁFICO_DESI_GRÁFICO_DESI_ESPAÑOL.png