Brahm invertirá este año cuatro millones de euros en la ampliación de sus instalaciones, y creará empleos cualificados

Brahm Spain es una compañía de capital indio que se dedica al mecanizado y montaje de todo tipo de componentes de hierro, acero, aluminio, titanio y otros metales. Su actividad en España incluye la fabricación de más de 600 referencias para sectores como automóvil, vehículo industrial, maquinaria agrícola, defensa y productos domésticos.

 

En 1979 nació en España Land Rover Santana, que cinco años más tarde inició una joint venture con Suzuki. Tras la adquisición del 100% de la empresa en 1989, la firma nipona la transformó en Suzuki Motor Spain, hasta que en 2005 decidió poner fin a su actividad en la planta y la vendió a Sams, de capital español. La llegada del grupo industrial indio Brahm se produjo en 2017, cuando adquirió la mayoría de las acciones de la compañía y la incorporó con el nombre Brahm Spain.

 

¿En qué contexto se produjo la llegada de Brahm a España?
El grupo Brahm tenía tres plantas en Aurangabad (India). Cuando decidió expandirse e internacionalizar sus actividades, adquirió las plantas de Sams (ahora Brahm Spain) y de Samm (la filial que el grupo español había abierto en México en 2008, hoy Brahm México). Esta compra le permitió dar el salto a Europa y América, ya que su negocio era exclusivo de Asia. También consiguió una nueva cartera de clientes a los que puede ofrecer un servicio completo en todo el mundo.

 

¿Qué inversión supuso esta compra?
>Brahm llegó a España en un momento en que la situación financiera de Sams era preocupante, con pocos recursos económicos. El grupo indio realizó una inversión de seis millones de euros en capital. También ha invertido en reforzar la plantilla, que ha crecido de los 102 empleados de 2016 a los 175 actuales, con una edad media de 37 años.

 

¿Qué infraestructura tienen en España?
Brahm está localizado en Manzanares (Ciudad Real), donde dispone de unas instalaciones de 12.000 metros cuadrados, además de otros 18.000 metros cuadrados aledaños para su expansión. Tenemos 80 máquinas de CNC y unos 500 equipos de fabricación y control. También tenemos un equipo de I+D formado por ingenieros de diseño y un departamento de ingeniería y calidad.

 

¿Cómo ha evolucionado la empresa desde la llegada de Brahm?
Desde la llegada de Brahm la empresa ha realizado un cambio en la gestión. Además de dotarnos de músculo financiero, hemos implantado una gestión lean, un concepto de mejora continua a largo plazo con cambios pequeños y graduales en nuestros procesos con el fin de mejorar eficiencia y calidad. Además, a primeros de 2020 creamos un plan de negocio 2020-2025 con el que vamos a potenciar la digitalización y la inversión en I+D, vamos a renovar nuestra estrategia comercial y la maquinaria, vamos a ir cubriendo las jubilaciones con personal más cualificado y optaremos al reconocimiento de nuestro performance “world class” en clientes.

 

Y en lo que se refiere a la producción, ¿tienen previstas nuevas inversiones?
Sí, vamos a ampliar nuestras instalaciones actuales por falta de espacio. En 2021 vamos a invertir un millón de euros en la construcción de un almacén logístico de 3.000 metros cuadrados que nos permitirá optimizar nuestro flujo de material. Así podremos, además, liberar la zona logística actual para dedicarla a la producción. De hecho, ya tenemos en marcha la inversión de dos millones de euros para una nueva línea de mecanizado totalmente automatizada con control por visión artificial, que estará destinada a un proyecto para Renault. También invertiremos un millón de euros en una línea de mecanizado para Caterpillar.

 

¿Qué importancia tiene España en la estrategia de la empresa?
Desde 2020, la empresa española ya es la referencia del grupo a nivel ventas, con 22 millones de euros anuales, por encima de los veinte millones de India y los diez de México. Esto ha supuesto que tomemos el control corporativo en algunas áreas, como calidad y operaciones, y hace posible seguir creando empleos cualificados.

 

¿Están contratando en la actualidad?
Conseguir empleados para unos puestos tan específicos supone un reto para nosotros por nuestra ubicación, en pleno corazón de La Mancha. Los perfiles que más necesitamos son ingenieros mecánicos y diseñadores de medios de producción y control. Necesitamos ingenieros que conozcan la metodología APQP (Advanced Product Qality Planning). También buscamos ingenieros con conocimientos específicos en las normas internacionales IATF (International Automotive Task Force) para nuestro departamento de calidad. Todos ellos deben tener un nivel avanzado de inglés, dado que el 95% de nuestros clientes lo utilizan en todas sus comunicaciones. Recibimos candidaturas en nuestra web y en el mail: curriculum.bppcs@brahmcorp.com.

 

Ese uso del inglés sugiere una alta tasa de exportación
Efectivamente, el 98% de nuestra producción se destina a la exportación, y llegamos a Europa, América, África y Asia. Tenemos clientes tan relevantes como John Deere, Suzuki, PSA, Nissan, Renault, Opel, BMW, Volvo, GM, Fagor y Valeo en automoción, Man, Caterpillar, Perkins y JCB en vehículo industrial, General Dynamics y Rafael en defensa y SJI/Bosch Thermology en doméstico.

 

También han recibido el apoyo de ICEX
Desde Brahm hemos recibido apoyo de ICEX en tres proyectos de I+D+i. El último fue el proyecto Mouting Cooler, de Caterpillar, que terminamos en 2020. Además, gracias al apoyo de ICEX conseguimos establecer y ampliar nuestro departamento de I+D, que actualmente da soporte a las sedes de México e India. El afianzamiento de este departamento dio como resultado la implantación de mejoras tecnológicas que ayudaron a la empresa a optimizar sus recursos, mejorando la productividad. Se implantó la digitalización en todas las líneas, dando un paso más a la industria 4.0. A día de hoy, Brahm Spain es más competitiva y eficaz, lo que permitirá seguir su plan de crecimiento dentro del panorama internacional.