Rovi fabricará en Granada el principio activo de la vacuna de Moderna

img-rovi.png

La farmacéutica invierte en una nueva línea para abastecer al mercado a partir del tercer trimestre

Laboratorios Farmacéuticos Rovi se sumará en los próximos meses a la producción del principio activo de la vacuna de Moderna contra el COVID-19. Las instalaciones elegidas para fabricar el compuesto han sido las que el grupo tiene en Granada, que requieren para ello una inversión industrial que ya se ha puesto en marcha.

La confianza que ha puesto la farmacéutica estadounidense Moderna en la compañía española respalda esta inversión, que servirá para instalar en la planta andaluza una línea de apoyo a las fases de producción del principio activo de la vacuna. Este trabajo es el paso previo a la formulación del medicamento, al llenado de los viales y su acabado para ponerlo en el mercado.

Más de cien millones de dosis anuales
Las instalaciones estarán preparadas para iniciar la fabricación a lo largo del tercer trimestre de este mismo año. Tendrán capacidad para producir la cantidad de principio activo necesaria para fabricar más de cien millones de dosis anuales. Con este paso, Rovi amplía su colaboración con Moderna en la producción de esta vacuna, al añadir el principio activo a los trabajos que ya hacía hasta ahora, consistentes en la formulación, envasado y empaquetado final.

El consejero delegado de Rovi, Juan López-Belmonte Encina, valora el paso que ha dado su compañía: “Estamos muy contentos por la colaboración con Moderna, cuya vacuna contra el COVID-19 es una de las mejor posicionadas en la carrera por resolver esta crisis sanitaria. Nos ilusiona enormemente que Rovi dé un paso más y participe en la fabricación del principio activo de la vacuna, ya que una mayor integración en el proceso de producción nos permitiría apoyar a Moderna en su abastecimiento a gran escala más ampliamente”.

Probada experiencia y capacidades
El directivo, además, se refiere al acuerdo alcanzado con la farmacéutica norteamericana: “Nuestra probada experiencia y capacidades como fabricante de inyectables para terceros de alto valor tecnológico nos han permitido reforzar el acuerdo actual con Moderna, que contribuiría al fortalecimiento de nuestra área de fabricación, proporcionándonos, previsiblemente, una oportunidad de crecimiento significativo de esta área”.

El pasado mes de enero, la farmacéutica española anunciaba que había completado la fabricación de los primeros lotes de la vacuna de Moderna para la Unión Europea en sus instalaciones de Madrid. Para ese fin había instalado una nueva línea de producción con los equipos necesarios para la formulación, el llenado aséptico, la inspección visual automática y el etiquetado de los viales.

En la planta de la compañía en la capital española se producen dosis de la vacuna que abastecen a los mercados de fuera de Estados Unidos. Esa nueva línea de producción supuso, además, la contratación de nuevo personal en las operaciones de fabricación y análisis.